Tormenta Amanda, reflejo de la vulnerabilidad de El Salvador y la crisis climática global

Nancy Hernández

Nancy Hernández periodista salvadoreña radicada en El Salvador. Trabaja en El Diario de Hoy (EDH) como periodista web y de prensa escrita. Cuenta con formación académica en derechos humanos y género, ha sido reconocida como Vocera de la niñez y juventud salvadoreña, así como periodista ambiental.

junio 3, 2020

Los restos de la depresión tropical Amanda, se han fortalecido y formado la Tormenta Tropical Cristóbal. Medio Ambiente advirtió sobre el peligro de deslizamientos, desbordes de ríos y daños a infraestructuras. Sin embargo, el Gobierno no ha dado a conocer el plan de contingencia para enfrentar la emergencia, a pesar que conocen los impactos que podría causar en el país.

“La tormenta ha venido a mostrar lo vulnerable que es este país” y a revelar la falta de inversión en infraestructura”, dijo Mario Durán, ministro de Gobernación, respecto a los estragos causados por la tormenta Amanda.

Explicó que los suelos están saturados de agua y por ello son inestables, esto podría “crear una situación adversa”, sobre todo en las zonas de alto riesgo.

Te podría interesar: Reciclar no es la solución en El Salvador

Este martes la depresión tropical tres formada de los restos de la Tormenta Tropical Amanda, fue clasificada como Tormenta Tropical Cristóbal por el Centro Nacional de Huracanes de Miami (NHC) y aunque la cantidad de lluvia que se prevé desde este miércoles hasta el día sábado, alrededor de 300 a 400 mm, es menor a los 800 mm registrados desde el día viernes,  el peligro persiste y la vulnerabilidad es aún muy alta por el “alto contenido de humedad en el suelo”, por ello se alertó sobre “la alta probabilidad de múltiples deslizamientos (de tierra) y caídas de roca”, según informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

“No hay que confiarse, pues dados los pronósticos, la lluvia podría volver y habrá muchos más deslizamientos. Le pedimos a la población en situación de riesgo que se mantengan alertas y seguir las indicaciones”.

Dijo Carolina Recinos, comisionada presidencial.

El Observatorio del Ministerio de Medio Ambiente emitió informes previos a la entrada de la tormenta tropical Amanda

El presidente Nayib Bukele dijo en conferencia de prensa el domingo que ningún servicio meteorológico había previsto la cantidad de lluvia que se esperaba, esto a pesar que el Observatorio del Ministerio de Medio Ambiente emitió informes previos a la entrada de la tormenta tropical Amanda, el primer fue publicado el martes 26 de mayo.

Además de los informes por impacto que detallaban cuáles podrían ser los daños causados en carreteras, infraestructuras y ríos.

Con la información emitida por el Observatorio, Protección Civil tenía los insumos necesarios para crear un plan de contingencia en las zonas de alto riesgo, pero no se hizo. Ahora, con 20 fallecidos, 6 desaparecidos y 24,873 familias afectadas, el Gobierno sigue sin dar a conocer el plan con que enfrentará las lluvias de los próximos días.

Incapacidad ante desastres naturales

La falta de reacción de parte de las autoridades oficiales sólo muestra la incapacidad de acciones ante desastres naturales y la alta vulnerabilidad de El Salvador. Sin embargo, la crisis climática mundial también influye en el impacto de estos fenómenos naturales, así lo explicó Miguel Araujo, líder en Realidad Climática y Vicepresidente Ejecutivo de Salvanatura.

“Ahora tenemos fenómenos como Amanda porque el calentamiento global de los últimos años. El océano funciona como un invernadero natural porque atrapa la temperatura, con más calor los huracanes se forman más rápido porque se alimentan de las altas temperaturas, esto produce súper tormentas que provocan desastres naturales”, dijo.

Explicó que entre más calor hay, el agua se evapora más fácilmente y se generan nubes cargadas de agua.

Otro de los factores que hacen de El Salvador un territorio vulnerable es que los “suelos son jóvenes, de origen volcánico, son ceniza y no son muy estables al combinarlos con agua”, por ello la alta susceptibilidad a derrumbes y deslizamientos.

Ambientalistas recordaron que El Salvador tiene el 87% del territorio vulnerable a fenómenos hidrometeorológicos por el efecto del cambio climático y el “desorden histórico” de construcciones en áreas urbanas.

“El planeta, la naturaleza, vuelve a recordar quién manda, y estas intensas lluvias que hemos recibido son producto del cambio climático”.

Declaró a la AFP el director del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada (Cesta, ONG), Ricardo Navarro.

Para Navarro, “el irrespeto sin límites a la naturaleza al destruir ecosistemas” es lo que ha desencadenado la nueva tragedia en San Salvador, donde se reportan al menos siete de los 15 fallecidos

“La destrucción y muerte que hoy vemos es producto de malas decisiones que autorizaron urbanizaciones (construcción de viviendas) en lugares de reserva ecológica donde se capta agua”.

afirmó a la AFP el coordinador de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), Mauricio Sermeño.

Conoce mas de nuestro trabajo en facebook: Extinción El Salvador.

CONOCE MÁS

La calidad del aire es satisfactoria en periodo de cuarentena

La disminución de tráfico influye para mejorar la calidad, puesto que la circulación vehícular causa el 90 % de la contaminación del aire. La calidad del aire ha sido satisfactoria por segunda semana consecutiva, según el informe de calidad de aire emitido por el...

El lamentable caso del Río El Molino en Santa Ana

Desde la extracción de sus aguas para servirlas a la ciudad como agua potable, este río ha ido disminuyendo su cauce, durante muchos años del siglo pasado fue famosos por los lavaderos que ahí existían,

El Lempa y la contaminación por la minería fronteriza

En marzo de 2017 la Asamblea aprobó la Ley de prohibición de la Minería Metálica por considerarla “una amenaza para el desarrollo y bienestar de las familias”, por ahora en territorio salvadoreño no funciona ninguna minería.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DONA