Los ríos como inodoros humanos en Latinoamérica

Caleb Padilla

Ambientalista. montañista y ciclista urbano. Fundador y CEO de Un Pulmón Más, Directivo de Fundación Salvanatura, Mentor Internacional en Climate Reality Project, Regional Leader del Climate Action Steering Commettee de Global Shapers, miembro de The Nature Conservancy, miembro de junta directiva del Comite Asesor Local para el área de conservación del Volcán Chingo.

mayo 24, 2020

En el marco de días tan importantes como el día de la biodiversidad celebrado hace unos días, donde recordábamos la importancia que la fauna y flora representa para el planeta y por ende para los servicios ecosistemicos que también benefician a los seres humanos. También alzamos nuestra voz en el día de las abejas, seres tan increíbles y fundamentales dentro de la biosfera.

Pero a pesar de celebrar muchos días dedicados a nuestro impresionante planeta y sus seres vivos, es momento de pasar de publicaciones, fotografías y videos espectaculares, a preguntarnos si nuestra realidad refleja respeto y protección para todos los seres, ¿es nuestra existencia segura para la supervivencia de las demás especies? Sí esta respuesta es negativa estamos ante un inminente problema planetario, preocupante y posiblemente pandemico para los demás.

Pero en este artículo nos vamos a enfocar en un parámetro básico para la vida “EL AGUA”.

Pero aun siendo más específicos en esas venas del planeta que recorren kilómetros por la tierra, sea de forma superficial y subterránea pero que transportan todo lo que llegue a ellos, donde toda la fauna es hidratada pero también la flora reverdece en sus riveras y la humedad permite micro-climas tan agradables, pero antes de seguir imaginando cristalinos ríos llenos de vida, tenemos que aterrizar en nuestra realidad, una enferma y catastrófica verdad.

Pensemos en los ríos de nuestros países, ¿Cómo son tratados?

Creo que todos coincidimos en la respuesta, en el campo los vemos llenos de pesticidas, en muchos países la minería vierte metales pesados, la agro-industria diferentes desechos, otras industrias extractivas consumen el agua de los mantos acuíferos, reduciendo el caudal de muchos ríos cercanos, otras empresas desvían la trayectoria de los mismos para sus cultivos y ganado.

Te podría interesar: Menos biodiversidad es igual a más enfermedades

Las presas hidroeléctricas frenan el ritmo que lleva el río, modificando muchos de sus procesos y siendo un obstáculo en la libre circulación de fauna acuática, al mismo tiempo creando un ambiente manipulado donde el cauce del río unos días es mínimo y otros repentinamente aumenta sin precedentes, generando daños en la flora y llevándose a muchos animales alojados en la rivera del río.

Esto solo es en el campo, en la zona rural donde a nivel mundial se encuentra el 44.74% de la población según el Banco Mundial y que estimaciones de la ONU preveen que para el año 2050 esto se reducirá al 32%, por lo que estamos viendo un aumento constante en la migración de lo rural a lo urbano en todos los países, significa que este aumento en las ciudades ira incrementando el uso de los servicios básicos, pero también los desechos producidos, el cambio de uso de suelo y muchos otros.

Dale un vistazo a nuestro primer documental: Extinción

Por lo que esta vez veamos que pasa en las zonas urbanas, como son tratados los ríos que para su mala fortuna cruzan las ciudades, ¿cual es el trato que les estamos dando? Sí, son los más contaminados, no parecen ríos, más bien parecen una combinación de desechos orgánicos y materiales de uso cotidiano entre ellos plásticos y poliestireno, son una autentica pesadilla sin vida.

Por toda América Latina existieron antiguas civilizaciones que se ubicaban cerca de los ríos para poder prosperar ya que tenían diferentes funciones que cumplir, además eran vistos como un tesoro, en otras como seres vivos que transportaban alimentos o que los podían llevar de un lugar a otro, por lo que se apreciaban con un valor de prosperidad, algo totalmente diferente en la actualidad.

Hay falta de apoyo de los gobiernos

Ni los gobiernos, ni alcaldías, menos la sociedad civil están valorizando los ríos, que son sinónimo de vida, estos cuerpos de agua son como la empresa de correos de la naturaleza que lleva nuestro mensaje a los lagos o el océano, y ¿que les enviamos como mensaje? Sí lo que estas pensando, además de desechos les enviamos veneno a todo ser vivo, les estamos mandado sentencias de muerte a todos.

Muchos hemos despertado a esta cruel verdad, pero el paso importante será la acción y la denuncia que hagamos, la presión social que podamos desencadenar y también iniciar desde nuestro estilo de vida. En tus manos esta el inicio de esta revolución ambiental, tenemos una década para luchar por evitar nuestra propia extinción, la década verde será la que definirá todo.

La hidrosfera sufre por nuestra culpa, el ser humano ha sido un virus destructivo y mortal; pero nosotros mismos podemos convertirnos en anti-cuerpos, para luchar y eliminar el cáncer del planeta tierra.

Sigue a Caleb en sus redes sociales:

CONOCE MÁS

Votos verdes, la estafa política partidaria contra la naturaleza

Históricamente el poder económico depredador a estado ligado al poder político hipócrita, que vela por intereses de pocos sin buscar el verdadero beneficio de las mayorías.

Apocalipsis ecológico, los indicios de una nueva dictadura y su desinterés por el medio ambiente en El Salvador

El Salvador registró en los últimos años la mayor pérdida porcentual de bosques de Centroamérica, este detrimento es asociado en mayor parte al cambio en el uso del suelo.

Incendios Forestales, una pandemia de la biosfera

Incendios Forestales, una pandemia de la biosfera. El miedo se ha vuelto colectivo y ahora se vienen más préstamos para sobre endeudar a un país.

Reciclar no es la solución en El Salvador

¿Reciclar no es la solución en El Salvador? Si, parece un título que se puede prestar a críticas por parte de organizaciones ambientales, empresas y la industria del plástico en El Salvador, pero lamento decirles que es una realidad que va en aumento, pero les...

Los ríos como inodoros humanos en Latinoamérica

En el marco de días tan importantes como el día de la biodiversidad celebrado hace unos días, donde recordábamos la importancia que la fauna y flora representa para el planeta y por ende para los servicios ecosistemicos que también benefician a los seres humanos....

Vulnerabilidad ambiental y productiva, frente a las consecuencias del Cambio Climático en El Salvador

Las 10 Asignaturas reprobadas por la inasistencia y abandono de la clase política salvadoreña En los últimos años se ha consolidado y aceptado la Teoría sobre los Límites Planetarios. En cierta manera podemos considerar que esta teoría cambia el modelo de análisis del...

El mes del medio ambiente, una gran dicotomía

Desde nuestra niñez venimos escuchando la palabra “medio ambiente”, en el colegio nos hacían llegar vestidos de verde, escribir poemas o hacer dramas referentes a eso, en otros casos solo nos ponían a “chapear el monte” de la escuela. Una generación en mi caso...

La Década Verde

Siglos de destrucción, contaminación y apropiación de bienes naturales comunes ha sido el estilo de vida de la humanidad en el planeta tierra.

El lamentable caso del Río El Molino en Santa Ana

Desde la extracción de sus aguas para servirlas a la ciudad como agua potable, este río ha ido disminuyendo su cauce, durante muchos años del siglo pasado fue famosos por los lavaderos que ahí existían,

Jóvenes ambientalistas no son sinónimo de publicidad

La historia de la humanidad parecería que está llegando a su final, llevamos meses sufriendo muertes por una pandemia que aún no termina de afectarnos de forma directa o indirecta, organismos internacionales, investigaciones científicas y profecías de civilizaciones...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DONA