El Medio Ambiente lo clama, pero no lo hacemos

Ricardo Guevara

Embajador de Extinción El Salvador, radicado en Toronto, Canadá.

abril 24, 2020

Si, el medio ambiente enfrenta retos significativos en todo el mundo; desde lugares con una gran cantidad de recursos hasta otros con más limitaciones, afectados por algo que parece obvio, pero nos ha pasado por alto durante tantos años: Cuidar el lugar donde vivimos.

En El Salvador, la historia no es muy distinta; nuestra calidad de vida se ve amenazada por los efectos negativos que hemos causado en la naturaleza, y parece que no es un problema porque “no se ve”, porque parece ser algo lejano de lo que solo se habla en las noticias, porque es normal pasar por las calles y verlas inundadas de basura y deforestar es siempre sinónimo de progreso.

Te podría interesar: Documental Extinción El Salvador.

¿Han escuchado de las enfermedades de muerte silenciosa? ¿Esas que poco a poco se van desarrollando mientras no nos damos cuenta? Esas que el día que menos pensamos es cuando hubiésemos querido hacer todo para evitarla.  Entonces todo lo que tenías que hacer para evitarla empieza a tener sentido y quisieras tener una oportunidad mas para hacer lo correcto; luchas contra el tiempo. Así también pasa con el medio ambiente, cuando la enfermedad no es que se está contaminando y destruyendo, sino nuestra mentalidad de que nada de eso importa ahora.

Aportar al planeta realmente no requiere grandes sacrificios

Simplemente requiere dejar de pensar solo en nosotros y nuestra comodidad para ser ciudadanos responsables. Porque puede que botar la basura en la calle nos ahorre “valiosos segundos”, pero dejamos una huella negativa que puede perdurar muchos años afectando a la naturaleza.

Y el problema sigue estando en pensar que no tenemos porque comprometernos, si de todos modos alguien mas lo va a hacer. Si “no pasa nada”, y hasta me pueden juzgar por guardar la basura para botarla más tarde, o llevar una bolsa reutilizable, usar materiales biodegradables. Porque la moda es consumir y lo que pase después no nos interesa, “no hay consecuencias”. Seguimos pensando que todo cambia con solo desearlo, que involucrarse con pequeñas acciones no hacen una diferencia…excusas siempre tenemos… ojalá tuviéramos esa creatividad en las excusas para aportar al planeta.

Seguimos tenencias y admiramos a otros países por diferentes cosas: Deportes, tecnología, industria, celebridades etc. Pero ¿En algún momento también hemos pensado en como tienen una gestión ecológica? Probablemente es lo ultimo que se nos venga a la cabeza, porque parece aburrido, porque no es algo que esté lleno de emoción y misterio. Cuando es todo lo contrario, cuando ser parte del cambio del planeta te hace crecer como persona. Si vamos a imitar a otros países con modas, es buen momento para también tomar esto en cuenta.

Te podría interesar: Pandemia, día de la tierra y el fuerte mensaje del salvadoreño nominado al Premio Nobel de la Paz.

Hace un tiempo decidí viajar a Canadá; uno de los países con mayores reservas de recursos naturales en el mundo, catalogado dentro de las 25 naciones con mejor gestión ambiental según el Environmental Performance Index. Necesite cierto tiempo para acostumbrarme al nuevo estilo de vida, ver contenedores separados por tipo de basura para su reciclaje, y no ver cantidades excesivas de desechos en las calles te hace no querer ser el primero en tirarla.

Me di cuenta que quizás eso es lo que nos hace falta, cambiar poco a poco la cultura ambiental para que toda la sociedad pueda formar parte de ella. Cuando ya tu estilo de vida esta orientado a estar comprometido con el medio ambiente la cosa cambia. Porque, aunque cueste al inicio, lo haces una y otra vez hasta que se vuelve algo rutinario, y en ese momento te das cuenta que no es tan difícil.

¿Cuál es la moraleja?

Si queremos seguir creciendo y desarrollándonos como país tenemos que entender que eso no solo implica gastar para estar a la última moda, sino también inspirarse para dar una mayor calidad de vida a nosotros y los que nos rodean, que cada día que dejamos pasar es un día menos para recuperar todo lo que hemos perdido. Mi abuelo decía que el mejor momento para sembrar un árbol fue hace 20 años para poder disfrutar de los frutos ahora, el segundo mejor momento es hoy, que te acabas de dar cuenta que lo podés plantar.

Sigue a Ricardo en instagram y Linkedin:

CONOCE MÁS

Los ríos como inodoros humanos en Latinoamérica

En el marco de días tan importantes como el día de la biodiversidad celebrado hace unos días, donde recordábamos la importancia que la fauna y flora representa para el planeta y por ende para los servicios ecosistemicos que también benefician a los seres humanos....

¿Por qué animales silvestres llegan a tu casa? un biólogo responde

La urbanización ha destruido hábitats de especies silvestres, estas se ven obligadas a migrar a las ciudades, barrios o colonias. En 2018 sólo el 37.91 % del territorio salvadoreño era superficie boscosa, según el Marn. Hace días un venado cola blanca y su cría fueron...

Reciclar no es la solución en El Salvador

¿Reciclar no es la solución en El Salvador? Si, parece un título que se puede prestar a críticas por parte de organizaciones ambientales, empresas y la industria del plástico en El Salvador, pero lamento decirles que es una realidad que va en aumento, pero les...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DONA