El Chaparral, un proyecto social y ambientalmente inviable según experto

Nancy Hernández

Nancy Hernández periodista salvadoreña radicada en El Salvador. Trabaja en El Diario de Hoy (EDH) como periodista web y de prensa escrita. Cuenta con formación académica en derechos humanos y género, ha sido reconocida como Vocera de la niñez y juventud salvadoreña, así como periodista ambiental.

agosto 28, 2020

La zona tiene un alto nivel de actividad volcánica por tanto un estudio volcánico es de suma importancia. Además, posee una importante riqueza paleontológica y arqueológica.

El presidente Nayib Bukele aseguró que apostará por concluir el proyecto de la presa El Chaparral, situado en San Luis de la Reina en San Miguel.

En este año, la obra ha tenido un avance del 20 %, sumando un total del 87% del proyecto, según informó Daniel Álvarez, presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL).

La obra ha sido catalogada como el símbolo de la corrupción por todas las irregularidades vinculadas a su construcción, ahora Bukele pretende poner fin retomando el proyecto. Además, aseguró que destinará una partida de $10 millones para intervención de programas sociales y otros $10 millones para programas ambientales.

Te podría interesar: Descarga de químicos en río Chaguite ponen en riesgo biodiversidad y salud de pobladores

Sin embargo, el esfuerzo es mínimo comparado con los daños geológicos y paleontológicos que se provocaría en la zona y da la impresión que al igual que gobiernos anteriores Bukele se ha hecho del ojo pacho con los impactos ambientales y sociales que una construcción como esta causaría, según Ricardo Navarro, presidente del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada (CESTA).

“La realidad del caso es que hay muchos problemas que permanecen. El lugar donde se está construyendo es un lugar con zonas termales, ahí hay ausoles, eso quiere decir que debe de haber cerca una inclusión magmática. Se debería hacer un estudio vulcanológico, lo cual nunca se hizo”, explicó.

Pero no es todo, porque la zona de la construcción tiene un importante valor arqueológico y paleontológico, puesto que se han encontrado invertebrados fósiles, rasgos precolombinos de la cultura lenca como obsidiana y fragmentos de piedra que datan de entre 2,000 a 6, 000 años antes de Cristo.

Según Álvarez, el proyecto fue catalogado como socialmente inviable por los problemas sociales que provocaría en las comunidades aledañas.

“Con el embalse se van a inundar 8.5 kilómetros cuadrados donde hay muchas tierras que no son propiedad de CEL y esto representa una clara violación de derechos humanos porque hay 10 mil familias que tendrán que ser desplazadas, hasta el momento se desconoce adónde las llevarán”, manifestó.

Explicó que se perderían tierras destinadas para el cultivo y el ganado, se bloquearía el acceso de agua a las comunidades y “podrían existir daños a la salud por el campo magnético estáticos de alto voltaje”. A esto se suma también el dióxido de carbono y metano, gases de efectos invernadero que se produciría.

“Se va perder una gran cantidad de suelos para la agricultura y ganadería, fauna, hábitat, se va aumentar la erosión, se perderán infraestructuras como escuelas y caminos. Esto nos preocupa porque eran problemas que venían de antes y todavía están. El presidente trata de presentar las cosas como que todo está mal y ahora va a estar bien, pero esa es una visión en modo esquizofrenia porque no es la realidad. La realidad es que hay muchos problemas que aún no han sido resueltos. Lo mínimo que se debería hacer es tratar de resolver”, concluyó.

La presa El Chaparral también lleva consigo la deforestación del terreno, por ende destrucción de hábitat de especies y cambios en el microclima de la zona.


¿Ya firmaste por la ratificación de Escazú?

CONOCE MÁS

El Lempa y la contaminación por la minería fronteriza

En marzo de 2017 la Asamblea aprobó la Ley de prohibición de la Minería Metálica por considerarla “una amenaza para el desarrollo y bienestar de las familias”, por ahora en territorio salvadoreño no funciona ninguna minería.

Votos verdes, la estafa política partidaria contra la naturaleza

Históricamente el poder económico depredador a estado ligado al poder político hipócrita, que vela por intereses de pocos sin buscar el verdadero beneficio de las mayorías.

Presa hidroeléctrica Sensunapán: Riesgo al microclima de la zona

El Estudio de Impacto Ambiental del proyecto describe que para la construcción de la infraestructura es imprescindible la tala de vegetación y esto afectaría el microclima de la zona.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DONA